Seres Reales

Mak

Aquí arranca mi historia en este blog. Nuestra historia de viaje con Manu.

1192

Es la memoria un gran don,
Calidá muy meritoria;
Y aquellos que en esta historia
Sospechen que les doy palo,
Sepan que olvidar lo malo
También es tener memoria.

1193

Mas naides se crea ofendido
Pues a ninguno incomodo,
Y si canto de este modo,
Por encontrarlo oportuno,
No es para mal de ninguno
Sino para bien de todos.

La vuelta de Martín FierroJosé Hernández.


Soy de Buenos Aires, pero no de la Capital Federal. Prefiero “bonaerense” que “porteño”

Si bien no estaba lleno de altos edificios, salvo algunas plazas y un lindo parque, todo era cemento donde nací. Pero no puedo decir que todo era cemento donde me crié.

Ahí yo (un poco más grande de 9 años) esta foto me gusta porque es la más vieja con un gran amigo, Alan, quien esta a la izquierda de la foto.
Ahí yo (un poco más grande de 9 años) esta foto me gusta porque es la más vieja con un gran amigo, Alan, quien esta a la izquierda de la foto.

Desde chico ya a mis padres les gustaba cada tanto en vacaciones, darnos unos paseos a mí y a mis dos hermanos por lugares más verdes o con mar. Sumado a esto, de bastante niño, a los 9 años, empecé a formar parte de un grupo Scout, la familia que me acompaña hasta hoy día y para siempre, lugar donde aprendí muchas cosas muy importantes para mi vida de ese entonces y ahora. Dígase trabajo en equipo, algo de sentido común, amor a la tierra y a mi familia, respeto por todo y todos, valor, y sobre todo paciencia y amasar mi temple desde chico gracias a quienes no tenían idea de qué es o qué hace un Scout y preferían reírse de mí a saberlo. Allí también, tomé gusto por muchas otras cosas, entre otras por cuidar, por conocer, por recorrer. Todo por este mundo.

Hoy día, no muy lejos mentalmente de ese niño aunque sí en años, hace un tiempo que llevo una vida bastante particular. Sobre todo para mi familia (incluyo a amigos en la palabra “familia”, son la parte de la familia que elegí)

turtlesTodo empezó en Karumbé. En el 2013 conocí a esta organización uruguaya que mezclaba varias cosas que me gustaban mucho: El paisaje de las playas rochenses, el cuidado del medio ambiente y las tortugas marinas.

En este lugar me pasaron dos cosas que cambiaron el rumbo de mi vida.

Ahí estoy haciendole una curacion a Patricio. El que está con migo es Juani, uno de los hermanos que elegí.
Ahí estoy haciendole una curacion a Patricio. El que está con migo es Juani, uno de los hermanos que elegí.

En orden cronológico, Un día haciendo una curación a una hermosa tortuga verde (Patricio) caí en la cuenta de muchas cosas y sentí la imperiosa necesidad de cambiar algunos aspectos de la vida que estaba llevando. Volví a buenos Aires luego de la temporada de trabajo tortuguera y dejé mi trabajo como gestor de cobranzas en un estudio jurídico en plena Capital Federal para intentar hacer con mi vida algo que me guste y ayude.

En Karumbé conocí a Manu, una chica con una voz suavecita y una sonrisa muy contagiosa que sabía mucho más que yo (que no sabía nada) sobre el trabajo tortuguero. Nos llevamos muy bien en seguida, y es por ella que hoy día hago lo que hago.. Un día me encontró haciendo un dibujo de un cráneo de tortuga y me dijo:

Esto estaba dibujando. Es un pequeño cuadernito de viaje que siempre llevo encima.
Esto estaba dibujando. Es un pequeño cuadernito de viaje que siempre llevo encima.

-Podrías hacer ilustración científica.

-Qué es eso? (dunga dunga)

-Viste los dibujos explicativos que hay en libros de ciencia, manuales, guías..?

-sí.

-Bueno, alguien lo tiene que hacer..

Y así nomás, viendo varios dibujos viejos y no tanto que tenía archivados, e investigando un poco, descubrí que llevaba haciendo algo muy similar hace mucho tiempo.

(Pueden ver mi portfolio online o ver mis dibujos en mi instagram)

Ese mismo año, 2013, di con una organización que parecía muy prometedora, organización que, antes de dejarme abandonado en Europa sin dinero, sin comida o techo, me había comprado con la idea de ir a hacer mi ilustración científica para ellos en un laboratorio flotante a cambio de esas cosas. Y fue en ese momento de mi vida que aprendí  cuánto dinero gastamos en cosas que no necesitamos, a navegar y lo BELLA que puede ser la vida en el mar, a buscar y ganar (a veces) mi comida, techo y amistades desde cero; aprendí que las señas, las onomatopeyas y las risas son el verdadero idioma universal ..Y aprendí inglés..

Aprendí también que, sin una explicación lógica o científica, si compartís lo poco que tenés, la vida te hace llegar el doble; y que NUNCA das a cambio de nada, sólo que a veces el universo te manda las cosas cuando aprendiste a esperar.

Barbudo y miembro del Gibraltar Heritage Trust. Ese pin lo certificaba.
Barbudo y miembro del Gibraltar Heritage Trust. Ese pin lo certificaba.

Así fue que recibí mucho compartiendo lo único que sabía hacer, mi tiempo y ayudando. Recibí una beca para un curso de ilustración científica en el Centro de Estudios del Mar de Sitges, me invitaron a participar de dos ediciones del Festival de Posidonia (en España y en Italia) haciendo talleres artísticos de educación ambiental para todas las edades (cosa que seguí haciendo a lo largo de la costa catalana), Conocí lugares increíbles de España, Italia y Marruecos y terminé viviendo en Gibraltar trabajando como Ilustrador Científico para el Gibraltar Heritage Trust.

Una vez vuelto más flaco y barbudo a Buenos Aires, a saludar a Familia y perros, crucé el Charquito de la Plata y me fui a tortuguear a Uruguay de nuevo.

Tortugueando con Manu.
Tortugueando con Manu.

Esta vez, sin planearlo, sin esperarlo ni pensarlo; tortuguear me dio mi segundo regalo de vida.

Después de no verla por un año y charlas muy esporádicas, descubrí que nunca te sentís tan solo como cuando encontrás a esa persona que te gustaría que te acompañe.. Y nunca sentís el alma tan llena como cuando encontrás a esa persona y esa persona, al mismo tiempo, te encuentra a vos.

manu en el auto de gabiSorteando algunas cuestiones importantes y después de muchas decisiones difíciles de ambas vidas puedo decir que gané a una gran compañera de ruta y de vida, alguien a quien admiro mucho aunque ella diga que “es una persona normal”. Bióloga, tortuguera, profesora y la persona más linda que conozco en todo el sentido de la frase.

Desde ese momento nos separamos varias veces por trabajos y por más tiempo del que hubiera querido en muchas ocasiones, así que en cuanto pude y como pude me fui para sus pagos. Terminé viviendo en Bariloche. Paisaje hermoso si los hay.

Lo cierto es que entre idas y vueltas, yo tenía ideas de viajes, y ella  muchas otras. Así que decidimos partir a fin de este 2015. Juntos. Y hacer este blog para compartir con quien lo lea las cosas lindas que se pueden encontrar por ahí afuera.

Esa es brevemente parte de mi historia. Tortuguero, ilustrador científico, un poco músico, amante del suelo que pise, amante de la diversidad cultural, amante de mi negra.

Como dije al principio de esta nota, aquí arranca mi historia en este blog. Nuestra historia de viaje con Manu. Y habiendo empezado con algunas palabras del Gaucho Martín Fierro, despido con palabras del mismo esta nota, y así saludo al viaje.

13

En el peligro, !qué Cristos!
El corazón se me enancha,
Pues toda la tierra es cancha,
Y de eso naides se asombre:
El que se tiene por hombre
Ande quiere hace pata ancha.

14

Soy gaucho, y entiendaló
Como mi lengua lo esplica:
Para mi la tierra es chica
Y pudiera ser mayor;
Ni la víbora me pica
Ni quema mi frente el sol.

21

Junta esperencia en la vida
Hasta pa dar y prestar
Quien la tiene que pasar 
Entre sufrimiento y llanto,
Porque nada enseña tanto 
Como el sufrir y el llorar.

4710

Ni el miedo ni la codicia 
Es bueno que a uno lo asalten, 
Ansí, no se sobresalten 
Por los bienes que perezcan, 
Al rico nunca le ofrezcan 
Y al pobre jamás le falten.

4740

Para vencer un peligro, 
Salvar de cualquier abismo, 
Por esperencia lo afirmo: 
Más que el sable y que la lanza 
Suele servir la confianza 
Que el hombre tiene en sí mismo.

4741

Nace el hombre con la astucia 
Que ha de servirle de guía, 
Sin ella sucumbiría, 
Pero, sigún mi esperencia, 
Se vuelve en unos prudencia 
Y en los otros picardía.

1888704_10203302810277501_133820553_n

Manu y Mak jpg

4 thoughts on “Seres Reales

  1. Pingback: La Caldera. |
  2. Pingback: Nosotros |
  3. Tincho y Manu, simplemente EXCELENTE!!! los quiero mucho a los dos con el corazón, y espero realmente de corazón que sus vidas transiten el camino deseado y anhelado en sus corazones y sus almas, quiero lo mejor para ustedes y que sigan disfrutando aprendiendo del mundo en el que transitaran, un beso enorme y un fuerte abrazo para ambos y saben que cuentan con mi apoyo incondicional… Los re quiero!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s