Paracas

Paracas - Seres Reales Blog (12)

Nuestro primer  destino en el Departamento de Ica fue la pequeña ciudad costera de Paracas, y no por ser pequeña es menos interesante. Su nombre se debe a la cultura originaria aborigen, los Indios Paracas (que es su lengua significaba “lluvia de arena”) y tuvieron la suerte de vivir en un paisaje muy lindo que se mantiene (casi todo) hasta el día de hoy.

Paracas - Seres Reales Blog (5)

Este pueblo al sur de la ciudad de Pisco tiene mucho por ver y recorrer, desde la Reserva natural con sus playas, hasta las islas y las calles del propio pueblo. Pudimos disfrutar de un clima muy agradable ubicado exactamente en la línea entre el mar y el desierto, y con unos atardeceres tan coloridos que era imposible representarlos con una simple foto o un dibujo.

Una de las principales lecciones que aprendimos en Paracas y que nos va a servir para todo el viaje es buscar. Siempre Buscar.

Antes de ir para allá con una amiga nuestra, averiguamos algunos hostels y fuimos a uno “accesible”. Un Hostel para mochileros, para viajeros que llegan cargando su mochila después de vagamundear por ahí y quiere descansar en un lugarcito hecho a medida de su viaje a pié y monedas. Nos llevamos un chasco bastante más caro de lo que podríamos haber pagado.

La idea no es ir a un lugar nuevo sin averiguar antes los posibles hospedajes, en la era del internet y de la información fácil sería una tontería no hacerlo, pero siempre hay que tener en cuenta muchos factores.

Uno de esos factores, por ejemplo, sería: Salir con la mochila (A pié, en auto, en avión, etc) está de moda, por lo que los hoteles para mochileros también lo están… nada que está de moda sale barato.

Paracas - Seres Reales Blog (10)

Otro factor puede ser pensar en que hay hosterías u hoteles que no tienen página de internet, o no son muy conocidos fuera del pueblo, o no tienen perfiles en aplicaciones y páginas que facilitan informaciones a viajeros. Si algún local de algunos pueblos de distancia quiere ir a refrescarse un fin de semana a las costas de Paracas no va a pagar un Hostel lleno de extranjeros jóvenes amochilados, irá a algún hotel para locales, que sí los hay, y que salen mucho más baratos. Sólo hay que recorrer un poco.

Otra búsqueda que ya habíamos descubierto pero que nunca está de más recordar es sobre lugares para comer. Volviendo a pensar como local, el señor que sale de trabajar y come algo por ahí antes de ir a la casa no va a pagar el mismo precio que sale un plato de los que les ofrecen a los turistas como super oferta. Paracas - Seres Reales Blog (7)Hay que aprender a observar a las personas que viven esas calles, siempre se encuentra algún pequeño restaurant alejado de las calles principales y aledañas donde las personas del pueblo van a comer algún plato hecho como en casa, sin tanta presentación ni chiches y mucho, mucho más barato. Un secreto (para nada secreto) es preguntar. Nunca queda mal preguntarle a alguna persona donde come o donde compra algunas cosas comentándole la idea de querer salir del turismo clásico. Acercarnos a alguna persona del lugar y pedirle que nos recomiende donde a él/ella mismo/a le gusta comer nos ha llevado a probar platos baratos, abundantes, riquísimos, bien locales y lejos de estereotipos turísticos.

Algo que nuevamente nos favoreció mucho? Hacer amistad con personas del lugar y recibir sus recomendaciones. Encontramos que un bus que nos lleva algunos kilómetros más abajo puede salir hasta un 70% menos que alguna combi o pequeño bus local que va exactamente al mismo lugar. Y hablando de seguridad, siempre hay que evaluar también entre una ganga, una super ganga, y un precio dudosamente ínfimo. “100 soles?? Nooo, con 60 soles ya viajás hasta allá. Menos de 40 no, eh?, eso ya es demasiado barato.Una cosa es encontrar ofertas o transportes baratos y otra muy distinta es ser un pichón.

Paracas - Seres Reales Blog (9)

Estando en Paracas y buscando algún lugar más barato para estar, encontramos que había una posibilidad muy amable por couchsurfing, y nunca estuvimos más a gusto después de salir de Lima. Aparte de alojarnos, invitarnos a alguna que otra comida en familia y darnos consejos sobre transportes, nuestros couch nos llevaron a recorrer la zona. Conocimos lugares fantásticos e importantes a nivel histórico y social, como el famoso Candelabro (una figura inmensa dibujada en la arena por los antiguos indios Paracas), las Islas Ballestas, y algunos monumentos con su historia. Nos enteramos, entre otras cosas, que el propio San Martín había desembarcado en Paracas antes de seguir su misión libertadora por el Perú, y que tiene un lindo obelisco erguido en su honor en la entrada del pueblo.

Pero lo más lindo de todo, fue despedirnos nuevamente de un lugar recibiendo un grato adiós y un “los esperamos de vuelta” por personas que en realidad no querían que nos fuéramos. De regalo, les dejamos un dibujo sobre el Perfil de Cristo de las Islas Ballestas para que tengan colgado en su casa, les dimos una mano con el marketing de su empresa familiar …y sacamos a pasear al perro que nos fascinaba!

A veces los mejores recuerdos que nos llevamos de algunos lugares no son solo los paisajes o las comidas, sino los paisajes y las comidas compartidas con nuevas amistades.

Paracas - Seres Reales Blog (1)


Nueva imagen de mapa de bits (2)

Anuncios

2 thoughts on “Paracas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s