Historia de La Coronilla

Durante los últimos años trabajamos en Karumbé, ONG que se encuentra en La Coronilla, un pequeño pueblo costero perteneciente al departamento de Rocha (a 314km de Montevideo). La calle principal lleva el nombre de Leopoldo Fernández Tuñón, en honor a quién cedió los terrenos para la edificación del pueblo. Si caminan por ella encontrarán la mayoría de los comercios de esta localidad, la escuela y las primeras casas. Recorriendo la costa, se pueden ver los flamantes hoteles (hoy en ruinas), una antigua salinera y un canal de aguas dulces que desemboca en el Atlántico… pero ¿qué conexión tiene estos sitios?

Remontémonos a la historia del lugar…La coronilla aparece en la memoria de los colonos recién en el  año 1863, su principal centro se encontraba en la colonia agrícola de Santa Teresa y la principal función de los terrenos conocidos hoy día por nuestro pueblo era convertirse en un puerto de aguas profundas. Dicha obra dio trabajo a los pobladores de la zona agrícola hasta que un accidente en la obra frenó la construcción por tiempo indefinido y generó el abandono del pueblo de Santa Teresa por parte del gobierno. Tanto la colonia agrícola como las actuales tierras de La Coronilla, conocidas como el rancherío Gervasio cayeron en el olvido. A fines del Siglo XIX, llega a la zona el comerciante asturiano Leopoldo Fernández Tuñón, quien se asienta en Chuy, se hace propietario del  apagado rancherío Gervasio y lo dona para dar lugar al delineado Balneario Las Maravillas y sus respectivos predios con el fin de instalar los servicios necesarios para el desarrollo del mismo.

Habiendo fracasado como colonia agrícola, y con varios proyectos nunca concluidos o iniciados como el puerto o el ferrocarril trans-uruguayo, el balneario encontró su camino al esplendor por otra ruta, el turismo.

Entre los años 1925 y 1970 este pequeño lugar se convirtió en un lugar de referencia turística para las temporadas de verano, Tanto sus múltiples hoteles y restaurantes, como sus discotecas y su casino, se vieron cada vez más concurridos año tras año.

Seres Reales, canal andreoni
Canal Andreoni en plena construcción

La luz de La Coronilla se apagó cuando una obra llevada a cabo por el gobierno cívico-militar se encarga de ampliar la boca del canal Andreoni en la década del 80.

El efluente de agua dulce que éste conducía al mar desde los bañados de tierra adentro, produjo que la calidad del agua de la costa decayera. Sin sus hermosas playas y su blanca arena, las construcciones en La Coronilla se frenaron inmediatamente. Los hoteles disminuyeron su trabajo y el nivel de turistas decayó drásticamente. Sin mucho más que hacer, la propia gente de la coronilla empezó a buscar trabajo en la frontera y tierras más lejanas. Muchos proyectos de clausura y control del canal siguieron de largo sin pena ni gloria por el pueblo.

Al día de hoy, son muchas las personas que decidieron apostar por La Coronilla y trabajan para que su nombre vuelva a ser sinónimo de temporada de verano. Centro Mec La Coronilla organiza actividades culturales para jóvenes y adultos, turistas o coronillenses durante el año y las temporadas de verano, ganando el interés de los visitantes; mientras tanto, organizaciones como Legado Nativo y Karumbé trabajan por la conservación del medio, los recursos y la cultura, fomentando el turismo ecológico y el cuidado de este pueblo que lucha por seguir adelante.  En 2011 se ingresó a Cerro Verde e Islas de la Coronilla al Sistema Nacional de Áreas Protegidas. Esta noticia es muy importante para la zona ya que abarca un área natural con mucha riqueza en biodiversidad.  En los últimos años, cada temporada, puede verse un nuevo negocio local, y algunas personas más que el año anterior, que no pueden resistirse a los encantos de este lugar, a las playas, los paisajes y el cielo de La Coronilla.


Nueva imagen de mapa de bits (2)

 

Fuentes:
http://www.revistahistoricarochense.com.uy/
http://www.casaseneleste.com/
https://es.wikipedia.org
http://www.mvotma.gub.uy/
Anuncios